Salud y equilibrio

La salud y equilibrio del ecosistema son factores imprescindibles en la producción de las mejores uvas. Para ello es necesario:

  • Evitar la pérdida de nutrientes: usando sensores de humedad a diferentes profundidades, se aprovechan al máximo los abonos. De este modo, los abonos no van al drenaje y al cauce de los ríos, sino que son aprovechados por las raíces de la viña.
  • Gestionar los residuos: minimizando la producción de residuos, reciclándolos en la medida de lo posible, clasificándolos y gestionándolos.
  • Preservar el hábitat: acotando la caza y preservando la vida animal: conejos, perdices, más de veinte aves (residentes o de paso), zorros…
  • Formar a los colaboradores: en aspectos de seguridad, manejo y en pro del medio ambiente.